Connect with us
google.com, pub-0244020847845035, DIRECT, f08c47fec0942fa0

Boxeo

JERMELL CHARLO NOQUEA A BRIAN CASTAÑO PARA HACER HISTORIA Y CONSAGRARSE COMO EL PRIMER CAMPEÓN MASCULINO INDISCUTIDO DEL PESO SÚPER WELTER

CARSON, CALIF. – El Campeón Mundial Unificado del WBC, la AMB y la FIB Jermell Charlo hizo historia y obtuvo el título de la OMB noqueando al argentino Brian Castaño de forma dramática en el décimo round de la revancha de su gran contienda del 2021 para consagrarse como el primer campeón masculino indiscutido de la historia de la división de las 154 libras desde que se disputan los cuarto cinturones. La velada se disputó este sábado, 14 de mayo en vivo por SHOWTIME desde el Dignity Health Sports Park de Carson, California. Esta pelea, otra candidata a Pelea del Año, encabezó a un evento de Premier Boxing Champions frente a 7406 personas en las gradas.

La pelea culminó cuando Charlo (35-1-1, 18 KOs) mandó a Castaño a la lona con un gancho corto de zurda cerca de las cuerdas cuando quedaba alrededor de 1 minuto en el décimo round. Castaño (17-1-2, 12 KOs) inicialmente se puso de pie tambaleando, pero Charlo se abalanzó sobre él y le propinó un zurdazo fulminante que hizo colapsar a Castaño y que el referí Jerry Cantu de por terminada la pelea tras 2:33 minutos en el décimo asalto.

Charlo tiene 31 años de edad y su entrenador es el mismo Derrick James que ayudó a concretar el nocaut de Errol Spence Jr. contra Yordenis Ugas en el décimo round de su pelea consagratoria por el tercer título del peso welter el 16 de abril desde el AT&T Stadium de Arlington, Texas.

El final de la pelea del sábado fue similar a la manera en la que Charlo cerró su pelea contra Tony Harrison durante su revancha en el 2019. En aquel entonces, Harrison fue noqueado en el undécimo asalto tras haber destronado a Charlo en el 2018.

Charlo y Castaño fueron mano a mano por 12 rounds agotadores la primera vez que pelearon por el título indiscutido el 17 de julio del 2021 por SHOWTIME. Aquella vez ambos se fueron con el sabor agridulce de un empate por decisión dividida.

“Este es mi legado, algo legendario y hermoso,” dijo Charlo dentro del cuadrilátero tras la pelea. “Yo sabía que Castaño iba a dar lo mejor de sí mismo, pero yo me entrené muy duro y todos fueron testigos de cómo yo llegué pesando 152 libras y en gran forma física para asegurarme de que este sería mi momento”.

Castaño, por su parte, felicitó a Charlo y ambos se abrazaron por la pelea expresando respeto mutuo.

“Ambos demostramos que somos guerreros”, dijo el argentino. “Fue una pelea de ida y vuelta. Charlo es un campeón. Me golpeó, me tumbó, pero así son las peleas”.

La triple cartelera de SHOWTIME CHAMPIONSHIP BOXING se repetirá en diferido este domingo a las 9 a.m. ET/PT por SHOWTIME y el martes a las 10 p.m. ET/PT por SHOWTIME EXTREME.

El evento fue promovido por TGB Promotions y Lions Only Promotions.

CO-EVENTO PRINCIPAL

Jaron “Boots” Ennis convirtió a lo que se suponía que iba a ser la pelea más dura de su carrera hasta ahora en un reflejo de su gran capacidad tras detener al previamente invicto Custio Clayton en el segundo round de su pelea eliminatoria por el título del peso welter de la FIB como parte del co-evento principal de la noche.

Ennis, de 24 años de edad, conectó un derechazo a la cabeza de Clayton, detrás de su oreja, para mandar al canadiense a la lona. Clayton, un ex atleta olímpico, intentó levantarse solo para caer de nuevo al estar mareado por el golpe. Cuando él se puso de pie a la cuenta de nueve, tambaleó hacia las cuerdas y el referí le puso fín a la pelea tras 2:49 minutos del segundo round.

Ennis comenzó su secuencia lanzando un par de jabs contundentes para luego culminar con un derechazo cuando Clayton se le acercó. Con este triunfo, Ennis extiende su invicto con una marca de 29-0 y 27 nocauts en su haber, mientras que Clayton pasa a estar 19-1-1 con 12 nocauts.

Ennis proviene de Filadelfia y apunta hacia Errol Spence Jr., quien dijo presente en la velada y sonrió cuando Ennis lo llamó desde el cuadrilátero.

“Soy el contendiente número uno de la FIB y creo que el ‘Sr. Pez Gordo’ está aquí presente. Hora de ir a pescar”, exclamó Ennis.

Spence, por su parte, le respondió diciendo que Ennis está haciendo “lo que tiene que hacer”.

“Ennis sabe pelear y cuenta con una gran actitud y un gran equipo detrás suyo junto a su padre, pero cuidado que quizás pescarás algo que en verdad no querías atrapar”.

Ennis venía de detener al contendiente veterano Thomas Dulorme en el primer round de su pelea en octubre del año pasado y castigó a Clayton de forma constante para luego ganar de forma formidable.

“Clayton tenía la guardia alta mientras yo intentaba penetrar sus defensas con mi gancho de derecha”, dijo Ennis.

“Él se agachó y yo lo agarré justito. Pensaba que él se iba a levantar ya que él es un tipo resistente y nadie lo había noqueado anteriormente, pero me dí cuenta de que se acabó cuando volvió a caer.

Ennis le dedicó la pelea a Jackson Ramírez, un niño de siete años de edad que vive en las afueras de Pittsburgh y sufre de una enfermedad genética llamada síndrome IPEX, el cual requiere de un trasplante de médula ósea. como su única posibilidad de sobrevivir.

Su etnicidad mixta – blanco y mexicano – dificulta el hecho de intentar encontrar un donante para el chico. Ennis se puso en contacto con su familia y ahora está en contacto con Jackson de forma frecuente, hablando con él y haciendo que el generar conciencia sobre la situación del niño sea una de sus prioridades principales para así poder encontrarle un donante e incrementar la diversidad de los donantes entre gente de distintos colores de piel.

PELEA INAUGURAL DE LA TRANSMISIÓN

La pelea inaugural de la transmisión de SHOWTIME contó con más de mil golpes lanzados entre ambos pugilistas del peso súper gallo durante lo que fue una pelea repleta de acción durante 10 rounds entre el mexicano Kevin González y el boricua Emanuel Rivera. González prevaleció por decisión unánime y pudo celebrar un debut exitoso en Estados Unidos.

El boxeador azteca de 24 años le dedicó el triunfo a la memoria de su padre, quien falleció en diciembre del año pasado, y desplegó una combinación de fineza y fuerza en su pegada para prevalecer por 96-94, 97-93 y 98-92 para mejorar su marca personal a 25-0-1 (13 KOs), mientras que el puertorriqueño Rivera, de 32 años de edad, va 19-3 (12 KOs) tras este combate entre zurdos.

“Rivera fue un oponente de calidad, y los dos protagonizamos otra versión clásica de las batallas entre México y Puerto Rico”, dijo González. “Espero que la gente lo haya disfrutado, y ahora que vengan los campeones. Pelearé tan pronto como me diga mi promotor”.

A pesar de haber conectado los golpes más fuertes y las combinaciones más precisas, González no la tuvo fácil y sangró de la nariz en el segundo asalto, se cortó el labio en el tercero y contó con sangre en el ojo en el séptimo tras una serie de jabs y golpes de costado cuando él intentó fajarse con su rival.

González ajustó su fórmula de ataque y tuvo éxito boxeando y moviéndose por el ring en el cuarto episodio, repartiendo derechazos y zurdazos por igual. Sin embargo, Rivera, quien se alejó del deporte por cuatro años tras perder contra Nate Green en el 2017, respondió con un par de derechazos cortos propios.

Rivera pareció serenarse en el quinto round a medida que González peleaba en cuarteles más cercanos, y así fue como él conectó un zurdazo recto cuando quedaban 30 segundos en el que quizás haya sido el mejor asalto de la pelea.

A partir de allí, la pelea explotó con intercambios de golpes brutales mutuos en el sexto asalto. Rivera con el derechazo, González respondiendo con su propio derechazo en el minuto final y haciendo a Rivera tambalear hacia atrás.

Rivera hizo que González sangre del ojo derecho en el séptimo round con un jab duro en el séptimo round y de vuelta en el octavo cuando ambos intercambiaron ganchos y quedaban apenas 40 segundos.

González se redimió y dejó atónito a Rivera con una combinación de derecha y de zurda en el primer minute del noveno para luego inflamarle y cortarle el ojo derecho con más golpes certeros.

El décimo round vio a González ir a buscar a Rivera y ponerlo contra las cuerdas con una combinación de múltiples golpes sin respuesta. Rivera logró darle un derechazo al cuerpo a González en el minuto final, pero el mexicano fue el que obtuvo la victoria.

El conductor veterano Brian Custer fue el anfitrión de la transmisión de SHOWTIME CHAMPIONSHIP BOXING, mientras que la voz más versátil de los deportes de combate de Mauro Ranallo narró la acción golpe a golpe junto al analista miembro del Salón de la Fama Al Bernstein y un campeón mundial de tres divisiones Abner Mares. Tres miembros adicionales del Salón de la Fama formaron parte del equipo más condecorado de toda la televisión: El anunciante de eventos ganador del Premio Emmy Jim Gray como reportero al lado del ring, el historiador Steve Farhood como juez no oficial, y alguien reconocido a nivel mundial como Jimmy Lennon Jr., siendo el anunciante dentro del ring.

El productor ejecutivo fue el cuatro veces ganador del Premio Emmy® David Dinkins, Jr. El director fue Bob Dunphy, hijo del legendario miembro del Salón de la Fama Don Dunphy. El ex campeón mundial del peso mediano junior Raúl “El Diamante” Márquez estuvo junto al comentarista deportivo Alejandro Luna ofreciendo su análisis como expertos en español por la opción de Programación de Audio Secundario (SAP).

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More in Boxeo