Connect with us
google.com, pub-0244020847845035, DIRECT, f08c47fec0942fa0

SlidePortada

El juez dice que Djokovic puede quedarse en Australia pero la saga no ha terminado

MELBOURNE, Australia — Novak Djokovic regresó a las canchas de tenis el lunes para entrenar después de haber ganado una batalla legal para permanecer en Australia y jugar en el Abierto de Australia luego de que se cuestionara su exención de las estrictas reglas de vacunación contra el coronavirus. Pero el gobierno sigue amenazando con cancelar su visa y deportarlo.

La estrella del tenis no vacunada fue liberada después de estar confinada en un hotel de inmigración durante cuatro noches, un drama que ha afectado a muchos en Australia y más allá.

El juez del Tribunal de Circuito Federal Anthony Kelly restableció la visa de Djokovic, que fue retirada después de su llegada la semana pasada porque las autoridades dijeron que no calificaba para una exención a la regla de que todos los no ciudadanos deben estar completamente vacunados. Los abogados de Djokovic dicen que, dado que se recuperó recientemente de COVID-19, no necesitaba vacunarse.

El juez dictaminó que el jugador No. 1 no había tenido tiempo suficiente para hablar con sus abogados antes de tomar la decisión y ordenó al gobierno que lo liberara del hotel de cuarentena de Melbourne donde estaba recluido.

Pero el abogado del gobierno, Christopher Tran, le dijo al juez que el ministro de inmigración “considerará si ejerce un poder personal de cancelación”.

Eso significaría que el nueve veces ganador del Abierto de Australia y campeón defensor podría enfrentarse nuevamente a la deportación y podría perderse el torneo, que comienza el 17 de enero. También podría prohibirle la entrada al país durante tres años.

El lunes por la noche, Djokovic tuiteó una foto que lo mostraba a él y a su equipo parados en una de las canchas principales del torneo. Ya había vuelto a entrenar, dijo su hermano a los periodistas en Serbia.

“Estoy complacido y agradecido de que el juez anuló la cancelación de mi visa. A pesar de todo lo que ha pasado, quiero quedarme e intentar competir en el @AustralianOpen”, dijo Djokovic en la publicación.

El tira y afloja ha causado furor en Australia, donde muchos inicialmente criticaron la noticia de que Djokovic, quien ha sido un escéptico vocal de las vacunas, había recibido una exención a las reglas estrictas para competir en Melbourne. Muchos sintieron que la estrella, que según los documentos judiciales no está vacunada, estaba recibiendo un trato especial ya que los australianos que no están vacunados enfrentan duras restricciones de viaje y cuarentena.

Pero cuando la policía fronteriza bloqueó la llegada del hombre de 34 años, otros se quejaron y dijeron que estaba siendo el chivo expiatorio de un gobierno australiano que enfrentaba críticas por su reciente manejo de la pandemia.

El hermano de la estrella del tenis, Djordje Djokovic, le dijo a la cadena de televisión Prva en Belgrado, Serbia: «Esto definitivamente es política, todo esto fue política».

La estrella del tenis español Rafael Nadal calificó la controversia como “un circo” y dijo que apoyaba la decisión de permitir que su rival jugara en Melbourne.

“Más allá de que esté de acuerdo o no con Djokovic en ciertas cosas, no hay duda de que la justicia ha hablado y ha dicho que tiene derecho a participar en el Abierto de Australia”, dijo Nadal el lunes durante una entrevista con la radio española Onda Cero.

El gobierno conservador del primer ministro Scott Morrison busca la reelección para un cuarto mandato en las encuestas previstas para mayo.

Si bien su gobierno fue ampliamente elogiado por contener el número de muertos por COVID-19 en la nación al comienzo de la pandemia, recientemente relajó algunas reglas, justo cuando los casos de omicron aumentaron rápidamente. Ha sido criticado por esa estrategia, así como por la escasez de pruebas rápidas de antígenos y por negarse a poner las pruebas a disposición de todos de forma gratuita.

En la audiencia judicial del lunes, los abogados de Djokovic argumentaron que su cliente no necesitaba prueba de vacunación porque tenía evidencia de que se había infectado con el coronavirus el mes pasado.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More in SlidePortada